border="0" width="1" height="1"> MALENA canta el TANGO. Yo trato de bailarlo...: No somos muñecas...

Wednesday, October 03, 2007

No somos muñecas...


.
No somos muñecas...
Somos de carne y hueso!
.
Malena escribe raras veces sobre lo que pasa en las milongas, porque le parece grosero y falto de ética hablar públicamente de las experiencias que una tiene con amigos o conocidos, sean de Tango o de otro círculo. Salvo si es un comentario positivo, por supuesto.
.
(En realidad, Malena detesta esos blogs en que la persona comienza a contar "su versión" de todo lo que pasó con cada uno de los partenaires con los que bailó, o no bailó, y a tratar de inútiles a todos cuando la persona que escribe no sabe ni siquiera bailar, pero eso es otro tema y lo dejamos para otro día...)
.
A Malena le duele mucho la espalda desde el lunes, como le pasa a muchas mujeres luego de ir a una milonga. La intención de estas palabras es hacer tomar conciencia a los hombres de su fuerza física y de los efectos que un manotón, un tirón de la cintura, una figura guiada sin conocimiento suficiente de la técnica puede causar en el cuerpo de la mujer.
.
El hombre guía y debe también proteger a la mujer. El hombre no debería salir a correr por la pista de baile sin mirar a dónde lleva a la mujer y hacerla estrellar contra el primero que pasa, contra una mesa o guiarle un boleo cuando tiene a una persona pegada a la espalda.
.
Durante las últimas semanas Malena ha experimentado una violencia física fuera de lo normal, sea accidental o por mala guía. Golpes recibidos en colisiones con otros bailarines y guías violentas del propio partenaire. En la mayoría de los casos, estos hechos pasan desapercibidos por los hombres, porque no tienen conciencia del efecto que esos tirones o movientos bruscos ocasionan sobre el cuerpo de la mujer. Pasan desapercibidos muchas veces porque la mujer calla por miedo de que no la saquen a bailar.
.
Durante los últimos meses he pedido muchas veces al hombre con el que estoy bailando: "por favor, no te enojes, pero me estás apretando mucho y no casi puedo respirar (o no me puedo mover)". Y no exageraba Malena. Y cuando pido por favor que aflojen el abrazo es porque quiero seguir bailando con ese hombre, sólo un poco más flojito para poder respirar, poder moverme y poder bailar!
.
Hay algunos hombres que piensan que esos divinos abrazos cerrados son apretados... No señores! Esos abrazos pueden ser cercanos, ser íntimos, ser dulces y hasta pueden parecer "amor"...
No nos están estrujando, nos están abrazando.
Pero esos son los buenos milongueros, los que Malena adora.
.
Sino, para los otros, la opción es alguilar muñecas inflables
en las milongas y que bailen con ellas!
.
(Video: Cortesía de carielmuller)

Labels: ,

2 Comments:

At 3:06 PM, Anonymous maray said...

Aqui por mi tierra, mucha culpa de lo que decís advén de las escuelas de danza. Enseñan todos los pasos y boleos, pero dejan de enseñar el principal: que en el salón, hay que "rodar". Que cabe al hombre garantizar que la mujer no sea, en las manos del, una arma. Los hombres van en los salones en contra-mano, nos baten en toda suerte de cosas. A veces, más do que tango, me siento en una arena...

 
At 6:24 PM, Blogger Malena-Tango said...

Hola Maray,

Gracias por tu mensaje.

Tienes razón en que los profesores deberían enseñar a circular. He oído pasar el mensaje a muchos profesores, pero, lamentablemente, luego en la milonga no se ven los resultados. La gente se embala y hace cualquier cosa...

Ojalá la comunidad tanguera madure.

Un abrazo,

Malena

 

Post a Comment

<< Home